Alianza Verde advierte de que la parada de la nuclear de Cofrentes evidencia el riesgo de esta central nuclear

10 de septiembre de 2021. Ayer en la central nuclear de Cofrentes (Valencia) se comunicó al ​Consejo de Seguridad Nuclear  (CSN) una parada automática del reactor debida a la disminución del nivel de agua en la vasija del reactor. Esta disminución de nivel fue provocada, según el CSN, por un descenso en el caudal de agua de alimentación causado por  una fuga de agua en la zona donde anteriormente conectaban el sistema de drenaje de calentadores en la descarga de las bombas y el sistema de filtros electromagnéticos.

Alianza Verde ha mostrado su preocupación ante este nuevo incidente en la central nuclear, que “pone de manifiesto que el funcionamiento de la nuclear de Cofrentes ​ supone un riesgo para las personas y el medio ambiente”. 

Este incidente se suma al que se detectó en el mes de mayo, que supuso​´​la activación del sistema de detección de incendios del cubículo de alimentación de energía eléctrica correspondiente a las válvulas del Sistema de Refrigeración de Núcleo Aislado (RCIC), dentro del edificio auxiliar.

El pasado mes de marzo, el Ministerio para la Transición Ecológica aprobó ​una orden ministerial por la que se concede la renovación de la autorización de explotación de la central nuclear de Cofrentes hasta el 30 de noviembre de 2030, fecha de cese definitivo de explotación de esta central.

“El alargamiento de la vida de las nucleares supone un aumento evidente del riesgo de accidentes. La parada de ayer es un nuevo aviso de que el  ​riesgo nuclear es una realidad que hay que evitar cerrando las centrales cuanto antes” ha declarado Juantxo López de Uralde, portavoz de Transición Ecológica de Unidas Podemos y coordinador de Alianza Verde.

“Después de la prórroga de la central de Cofrentes, que está amortizada y envejecida, y después de que se haya hecho esta prórroga contra la voluntad de las Cortes, nos encontramos con este incidente”, ha señalado por su parte Julià Álvaro, coordinador de Alianza Verde en el País Valencià, quien ha criticado que “los incidentes son recurrentes y parece que nadie se da por aludido”. Además, ha recordado que “tenemos el gran problema de los residuos que se van acumulando y se van dejando para las futuras generaciones”. Un problema que, recuerdan, el Tribunal de Cuentas ha contabilizado en los próximos años en 20.000 millones de euros. “No sabemos qué se va a hacer con los residuos, son carísimos, y es un atentado contra la salud de las personas”, ha concluido Julià Álvaro.