9 de noviembre de 2021.- El coordinador federal de Alianza Verde, y diputado de Unidas Podemos, Juantxo López de Uralde, que se encuentra en Glasgow, donde encabeza la delegación del Congreso en la COP26, participó ayer por la tarde en el lanzamiento del Observatorio Parlamentario de Cambio Climático y Transición Justa (OPCC), junto a representantes parlamentarios de más de diez países latinoamericanos y caribeños.

El Observatorio fue creado con el acompañamiento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el respaldo de EUROCLIMA+, el programa de cooperación regional entre la Unión Europea y América Latina enfocado en políticas públicas para abordar el cambio climático. Y su anuncio tuvo lugar en el marco del evento paralelo de la COP26, “Parlamentos Latinoamericanos y Caribeños Protagonistas”, en el que López de Uralde intervino como ponente para resaltar la relevancia de los países, y, en concreto, de los parlamentos nacionales, en la lucha contra el cambio climático.

Como presidente de la Comisión de Transición Ecológica, quiso saludar y dar la bienvenida al Observatorio, y ofrecer la cooperación del Congreso en las iniciativas que se vayan adoptando.

Para el coordinador federal de Alianza Verde «Hay un gap, o un espacio vacío, entre lo que se decide en las cumbres y lo que ocurre en los países», y reclamó que “si ese espacio vacío no lo conseguimos llenar de decisiones, podemos fracasar en la lucha contra el cambio climático”. 

Por eso, López de Uralde reivindicó el papel jugado por la Comisión de Transición Ecológica del Congreso, afirmando que «No nos valen los acuerdos que se guardan en un cajón, en Unidas Podemos quisimos aprobar la Ley de Cambio Climático antes de llegar a la COP26, ya que quisimos que nuestro compromiso quedase grabado en una ley que obliga a cumplirlo».

Y señaló que “Son muchos los intereses que trabajan en contra de que se avance en la lucha contra el cambio climático, o para que en la COP no se firmen acuerdos muy ambiciosos”, pero desde su punto de vista, “En Glasgow no se termina la acción de los lobbies, los lobbies continúan trabajando, y siguen presionando en nuestros países”. Por eso, a su juicio, “Al día siguiente de Glasgow, tampoco va a estar ganado ni todo va a estar perdido, esto es un camino muy largo, esto es un camino de resistencia, de largo recorrido, y una vez que salgamos de aquí, tenemos que volver a nuestros países, a seguir trabajando para que las decisiones que se hayan tomado se concreten en leyes, y las que no se hayan tomado en nuestros países se hagan leyes para que en una futura cumbre haya más ambición y avancemos de forma más firme en la lucha contra la crisis ecológica”.

 

Puedes ver su intervención, aquí: